Seleccionar página

El Chino y su ojo mágico

—Yo no sirvo para esto —dice. Suena un disparo. Y luego otro. Y otro más. Su cara mantiene una expresión seria: ceño fruncido y labios rectos. «El Chino» —como es conocido— es moreno, delgado, de corta estatura y de hablar pausado, casi tímido. Generalmente le...
¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!