Seleccionar página

Ahora cuando llueve, quienes asisten a las dos escuelas y el ambulatorio de Barrio Nuevo saben que tendrán agua potable cuando abran el grifo. En esta comunidad, situada en una de las laderas de Petare, en Caracas, no recibían agua de manera regular desde hace unos cinco años, tal como le sucede al 75% de los hogares en Venezuela.

Pero eso cambió desde que una iniciativa de innovación social, Lata de Agua, instaló un modelo de suministro a partir de la recolección y tratamiento del agua de lluvia. El proyecto, que beneficiará cerca de 1.650 personas al año, integra además un programa de sensibilización ambiental -Llueve y Aprendo- para que la comunidad sepa cómo gestionar el sistema, y valorar y preservar este recurso natural.

En esta crónica audiovisual le contamos cómo lograron que los vecinos de Barrio Nuevo le tengan más fe que nunca al agua de lluvia. Un trabajo investigado y narrado con el enfoque de #PeriodismoDeSoluciones

Créditos

Producción

Anaís Marichal y Carlos Bello 

Investigación y guion 

Liza López y Carlos Bello

Edición guion

Jonathan Gutiérrez e Ysabel Viloria

Cámara y edición video

Carlos Bello

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!