Seleccionar página

Después de guindar en su cuello la medalla de plata en Tokio, Daniel Dhers ha demostrado sus habilidades sobre la bici en varios escenarios del país. Arantxa López cuenta cómo fue su exhibición junto al karateka, también olímpico, Antonio Díaz, entre los monumentos de Los Próceres, en Caracas

Fotos Arantxa López

El domingo a las diez de la mañana recibí un mensaje de texto de Mariana: “actívate, vamos a ver a Daniel Dhers a Los Próceres. Él llega a las 5:00 pm a los monolitos”. No sabía que había hecho la convocatoria el sábado y que llegaría desde la plaza Altamira porque su objetivo era recorrer la ciudad, pero de una vez acepté la invitación. Tenía mucho tiempo sin ver a Mariana, sin caminar por Los Próceres, sin ver algo diferente y me hacía falta despejar la mente.

Un medallista olímpico era una excusa increíble para salir de mi casa.

Llegamos antes de las cinco y el lugar ya tenía la rampa preparada para la exhibición de BMX. Al fondo estaba la Orquesta Sinfónica Ayacucho esperando al igual que nosotras. Estaba lloviznando pero también había sol, el día estaba realmente bonito.

De repente la música empezó a sonar y apareció Daniel parado en su bicicleta, moviéndose en ella sin pedalear como si la tuviese encantada. Iba sonriendo con su brazo extendido al cielo y su traje tricolor, desde el casco hasta los rines de la bicicleta.

La emoción de la gente se sincronizó con las notas de la orquesta. Era como ver a un prócer llegar al lugar donde se construiría su monumento, todo era de cierta forma majestuoso.

Daniel no iba solo. A la tarima se subió Antonio Díaz, quinto lugar de karate en Tokyo 2020, y su kata parecía una danza que controlaba a todos lo que lo veíamos, nos hizo sonreír y aplaudir.

—Bienvenidos a todos, qué orgullo estar acá —dijo Trebor de Free Convict quien fue el animador.

La música tradicional venezolana tocada por la Orquesta Sinfónica se combinó con el free style en hip hop de los cantantes Letra y Emblema. La percusión bailaba junto a la pista del beatboxer Jhoabeat. El cielo era dominado por las bicicletas de Daniel, Eddy Alviarez, Omar García y Camila Iachini.

Fueron las sorpresas de Daniel para todos, según dijo.

—Sigo con la emoción de la unión del deporte con arte y cultura en un lugar tan icónico en nuestra ciudad, rindiendo homenaje a nuestros próceres.

Tal vez él no sabe que en ese momento nosotros ya lo veíamos a él como uno de ellos.

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!