Seleccionar página

Treinta años no es nada

Boté mis cedés viejos de música, los quemados. Fueron al menos diez años de búsquedas entre buhoneros, points específicos, amigos con música específica. Sí, no pasaban de sesenta gigas, los cuales hechos de policarbonato alcanzaban unos seis kilos , más de la mitad de...
¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!