Seleccionar página

El enamorado del tambor

Taca-taca-taca, suenan los cumacos , taca-taca-taca, suenan las macuayas . Hay fuego en el malecón. Los cuerpos arden al son de los tambores y el frenesí de la noche. Huele a mar, ron y sudor. Se siente África en Choroní. Entre los tambores danzan como llamas las...
¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!