Seleccionar página

El Pedregal, un pueblo que no deja de ser

En El Pedregal están tatuados sus ancestros. Para rendirle tributo, los han pintado en murales: sus caras, en blanco y negro, están ahí como vigilantes. Y las calles, los callejones y pasadizos de este gran laberinto llevan por nombre precisamente los apellidos de las...
¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!