Seleccionar página

Amor es sentimiento intenso y pasión hacia otro. Es el deseo de su compañía permanente. O la tristeza por su ausencia. Desde siempre ha sido la inspiración de artistas, poetas, escritores. Cuántas cartas hermosas o desgarradoras nos han marcado. Cuántas hemos leído, cuántas recordamos. Por eso este año quisimos celebrar el Día de San Valentín rindiendo tributo al amor epistolar. Nos sumamos a la convocatoria para seleccionar las mejores cartas de enamorados, un concurso impulsado por nuestros amigos de Papiros de Amor, emprendimiento que nació en la primera cohorte de nuestro Diplomado Nuevas Narrativas Multimedia. Compartimos aquí el resultado: tres breves misivas con palabras que salen del alma

Ilustración Betania Díaz


Primer lugar:

Mi flaca,

I’ll Never Love Again, tema de cierre de A Star Is Born, me parece el más conmovedor del film. Volteo a mirarte porque, a pesar de la ausencia de luz, conozco de memoria tus labios de corazón y la forma en la que te muerdes la lengua cuando sonríes, la constelación de lunares que habita en tu cuello y el tacto de tu piel de porcelana. Ese ending se convertirá en mi credo cuando, dentro de cinco días, ya no estés en Venezuela.

“No quiero dar a otra persona la mejor parte de mí. Preferiría esperarte a ti”.

Elvianys Díaz

@elvianysdiaz.

 

Segundo lugar:

Para mi Dragón

De su Golondrina

Solo te pido un año…

Entreguemos la vida, juguemos a ser niños, mordámonos, añorémonos, hurguémonos, bailemos, sonriamos, renunciemos, rompámonos, volvámonos a construir, durmamos juntos, hagámonos cosquillas, contemplémonos en silencio, digámonos «te quieros», espantemos nuestros demonios, démonos sorpresas, trasnochémonos, escribamos nuestra novela, recitemos nuestras poesías, vayamos al teatro, al cine, a la luna, al mundo de Alicia, a la Mancha del Quijote, a la playa de los amores, a las plazas de los recuerdos que nos quedarán…

Así te dijera en aquella primera carta. He aquí un año, y otro, y otro…

Francis Anahis Machado

@anahisliteratura

 

Tercer lugar:

El amor de mi vida tiene ojos grandes, cejas pobladas y bellas pestañas, también tiene unos kilitos de más, el amor de mi vida tiene muchas virtudes, es un excelente esposo, padre e hijo. El amor de mi vida llegó para hacerme tan feliz que mi corazón no hace más que latir pronunciando su nombre, el amor de mi vida es maravilloso, el amor de mi vida me dio un regalo que la llamamos Samantha y por eso vamos envejecer juntos, el amor de mi vida se escribe Jorgeelias pegado y con doble “e”.

Yanitza Vásquez

@yanitzavasquez78

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!