Seleccionar página

Cada vez son más los venezolanos que transitan por las calles usando medios de transporte alternativos como bicicletas y monopatines eléctricos. 

Las largas colas para surtir gasolina, las condiciones precarias del Metro de Caracas, la búsqueda de efectivo para pagar autobuses, lo costoso que puede ser trasladarse constantemente en taxis y mototaxis y la aparición del COVID-19 impulsaron la apuesta por medios de transporte alternativos. 

Una necesidad se convirtió en una solución con una motivación ambiental.

Contamos las experiencias de varios usuarios en Caracas y en la isla de Margarita que optaron por hacer sus recorridos en esta nueva movilidad.

Beatriz González

Aprendió a usar la bicicleta en el año 2021 porque necesitaba transportarse desde su casa hasta el lugar donde recibe sesiones de psicoterapia. Quería reducir el gasto porque semanalmente debía pagar varios dólares en mototaxis, y eso afectaba su presupuesto.

No fue fácil, pero la convirtió en su medio de transporte.

Alfredo Sainz

Usa la bicicleta para trasladarse desde febrero de 2021 debido a la escasez de gasolina y los problemas en el transporte público. Se dio cuenta de que así contamina menos, lo beneficia a él porque se siente más saludable, lo ayuda con el estrés y logra movilizarse sin problemas durante este tiempo de pandemia.

Tomás Fernández

Usa el monopatín eléctrico desde hace un año y medio. Todo comenzó por la pandemia y la falta de movilidad, el tema de la gasolina y la deficiencia del transporte público. Se enamoró de esta forma de movilidad y ya tiene un año sin usar su carro. Se convirtió en su opción de transporte diario.

Michael Zerpa

Usa bicicleta desde septiembre de 2020. Decidió comprar una bicicleta plegable porque vive en el cuarto piso de su edificio y no hay ascensor.

La compró por Mercado Libre, tuvo un costo de 200 dólares. «En un inicio la compré para evitar el Metro si me tengo que mover al centro u otros sitios cercanos. También me la compré para no volverme loco el año pasado, casi no salía a la calle».

Susana González

Usa bicicleta desde abril de 2020. Siempre quiso tener una bici para moverse por su zona, la pandemia la impulsó a ello. La usa todas las semanas para recorrer 14 y 15 kilómetros diarios. Dice que ha sido su mejor inversión porque se siente feliz por hacer ejercicio, por no contaminar ni tener que hacer cola para la gasolina.

 

Alejandro Martínez

Comenzó a usar la bicicleta en el momento en el que impusieron la cuarentena en el país, hacia marzo de 2020, porque no quería volver a usar transporte público en ningún momento. Hizo un viaje desde en bicicleta desde Caracas hasta Los Caracas (La Guaira): «Ese viaje viene como resultado de perderle el miedo a distancias largas».

En Margarita

Coco Vivas y Nelson Villarroel impulsan el emprendimiento V2 Aventuras en el que ofrecen experiencias turísticas para recorrer la isla en  bicicletas y motos eléctricas.

Comenzaron con una agencia de delivery para empresas hasta que en diciembre de 2020 recibieron la visita de unos familiares, los invitaron a pasear en sus bicicletas eléctricas y al llegar a la casa les sugirieron que las ofrecieran como producto turístico innovador.

No descartan la comercialización de estos medios alternativos de transporte porque todos sus pasajeros quedan encantados con la movilidad eléctrica luego de probarlas por sí mismos.

Créditos

Producción general: Abigaíl Carrasquel

Reportería: Arantxa López

Cámara y edición video: Carlos Bello

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!