Seleccionar página

Por las vías de una ciudad desolada por la cuarentena circula la moto de Franyer Nieves. El fotoperiodista de 27 años, conocido como “Babel”, se ha entregado al oficio de capturar imágenes de su presente social desde hace ocho años. En los últimos días, recorre Caracas de punta a punta para asistir con comida, medicina y ropa a las personas que no tienen un hogar en el cual resguardarse del coronavirus. 

Pero su vocación solidaria no surgió en esta pandemia. Su labor inició hace cuatro años, cuando decidió invertir la mitad de su salario en ayudar a personas que viven en las calles carqueñas. No tiene una zona de atención específica, en un sólo día puede recorrer desde Petare hasta Caricuao y socorrer los casos críticos que se encuentre en el trayecto . 

Al principio él se encargaba de todo el financiamiento, pero la crisis económica lo incentivó a buscar a más colaboradores.

—Hace un año, con la mitad de mi sueldo, ayudaba a cien personas. Ahora, con ese mismo porcentaje, solo puedo ayudar a cinco. Así que empecé a difundir lo que hacía a través de mis redes sociales, pedí ayuda y la gente se sumó —cuenta Babel. 

El trabajo consiste en diagnosticar los casos más críticos que observa en la calle. Junto a un equipo de 10 personas, identifica sus necesidades y busca ayuda de personas naturales o empresas que quieran colaborar con dinero o insumos. Babel se encarga de ser el enlace entre los que necesitan y los que pueden ayudar. La tarea se ha visto afectada por el escaso suministro de gasolina en el país, lo cual lo ha obligado a permanecer en colas de más de 12 horas, muchas veces sin lograr recargar. 

La misión de Babel ha atendido a más de 100 personas durante los dos meses que lleva cuarentena. Según el fotoperiodista, la soledad de las calles hace que muchos de ellos tengan menos posibilidades de conseguir comida, o dinero.

—Nuestro objetivo es cambiar a la gente. No sólo ayudar  regalándoles un pan o una arepa, nosotros nos interesamos en conocer sus historias. Esas personas necesitan ser escuchadas . 

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!