Seleccionar página

Los pacientes con VIH en el estado Zulia han visto desvanecerse las posibilidades de continuar su tratamiento durante la cuarentena. Algunos expertos de la salud mental han advertido que las consecuencias psicológicas de la pandemia afectarán más a quienes padezcan patologías crónicas. Pero con la llegada del coronavirus, también surgieron iniciativas para atender estas necesidades urgentes. Aquí contamos otra historia de solidaridad de nuestra serie #GenteHaciendo

Peregrinan sin descanso por el estado Zulia. Las distancias que recorren lucen más largas ahora que las calles están desiertas y deben hacerlo a pie porque son pocos los autobuses que se detienen cuando pasan por su lado. El transporte en la región lleva años funcionando a media máquina y en cuarentena es casi inexistente. Las únicas personas que se ven en el camino son los funcionarios de seguridad que de vez en cuando los paran, los increpan. La mayoría de los caminantes no tiene un salvoconducto que mostrar, en su lugar exhiben un récipe con alguna instrucción médica y la indicación de un antirretroviral. Se trata de pacientes zulianos diagnosticados con el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH), que hacen hasta lo imposible para seguir tomando su tratamiento. La mayoría de ellos se dirige al municipio Maracaibo, allí se ubica la única farmacia del estado autorizada para el expendio de sus medicinas. Otros prefieren cruzar las fronteras interestatales e incluso aventurarse a través de una trocha hasta Colombia. Ya saben que en la capital de su tierra los medicamentos que necesitan llevan meses desaparecidos.

Foto Azul Positivo

Así lo relata Johan León Reyes, director general de Azul Positivo, quien desde el año 2002 se ha dedicado a trabajar por dignificar la vida de las personas con VIH. Este grupo, conformado por 23 voluntarios, sale cada semana a sortear las restricciones de paso intermunicipal de la cuarentena para contribuir a mejorar la salud en los lugares más recónditos del estado Zulia. A pesar de la escasez de gasolina, han podido llegar a 83 centros poblados de la región. 

Estudiantes de distintas carreras de universidades zulianas constituyeron la organización en el año 2006. Sus objetivos giran en torno a tres vértices: instruir a los distintos sectores sociales en materia de salud sexual, actuar para prevenir los contagios y respaldar, en todos los sentidos, a quienes son portadores del virus. 

Ataviados con máscaras de acetato, guantes y tapabocas, se instalan en algún recinto de la comunidad a la que llegan y realizan jornadas de atención médica gratuita, charlas preventivas acerca del coronavirus, sexualidad segura y aplican pruebas para el despistaje de VIH, sífilis y COVID-19. Pero la preocupación y el estrés que está atravesando la población que atiende esta organización los llevó a inaugurar un servicio telefónico de salud mental.

Foto Azul Positivo

—Esta situación generó mucha ansiedad. Por eso cuando empezó la cuarentena estricta nosotros dispusimos de cuatro líneas telefónicas: una de atención psicológica, otra de recomendaciones médicas y dos a través de las cuales orientamos a las personas con VIH sobre cómo manejar todas las dificultades que deben atravesar en estos momentos —cuenta Johan León Reyes. Explica que la emergencia humanitaria compleja ha obligado a la organización a tomar un rumbo distinto y complementar su labor preventiva con apoyo a las comunidades a través del trabajo asistencial y la entrega de medicamentos. Advierte que en los últimos meses se ha vuelto muy complicado para los 6.000 pacientes diagnosticados con VIH seguir con su tratamiento, ya que solo hay una farmacia en el estado que comercializa los antirretrovirales necesarios. Esto sucede en paralelo a la publicación de la Organización Mundial de la Salud de la encuesta que registra que 73 países del mundo se encuentran en riesgo de agotar su suministro de antirretrovirales. Además, 34 de ellos han suspendido la aplicación de pruebas para detectar el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Foto Azul Positivo

Miguel González, líder comunitario de Villa Paraíso, en el municipio San Francisco, asegura que la labor de Azul Positivo marcó un antes y un después en su población:

—Su gestión ha sido verdaderamente próspera para nuestro sector. El equipo ha sido clave para la formación en la comunidad y el acompañamiento psicológico en temas de salud sexual. Son los únicos que  han venido a hacer las pruebas para detectar el VIH y la sífilis, además, nos están formando para ser líderes de la zona, para que nosotros nos encarguemos de la labor preventiva.

También dice que durante la pandemia de Azul Positivo ha sido clave, en especial por la crisis que padece el estado Zulia en materia de servicios públicos como electricidad y agua, sumada a la del sistema sanitario. Cuenta que los ambulatorios y Centros de Diagnóstico Integral (CDI) de esa zona están cerrados desde antes de que iniciara la pandemia, por lo que ha sido vital el apoyo de la organización en la ejecución de consultas médicas y dotación de medicamentos en patologías asociadas a la salud sexual.

Foto Azul Positivo

Según el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos, el 75,8% de los encuestados en el estado Zulia no cuenta con un sistema de agua eficiente que les permita mantener sus rutinas de higiene. 80,5% valora negativamente el servicio eléctrico. 54,5% no cuenta con una buena conexión a internet y telecomunicaciones. Además, el 54,6% de estos no tiene acceso a la dotación de datos móviles para mantenerse comunicados. El director de Azul Positivo confirma lo hostil del escenario y lo duro que resulta para su equipo continuar con su trabajo, en especial durante la cuarentena. Sin embargo, está convencido de que la salud física y psicológica de los pacientes con VIH es más vulnerable que nunca y que su labor, y la de otras organizaciones con el mismo propósito, puede significar la diferencia entre la vida y la muerte de muchos de ellos.

Foto Azul Positivo

Este reportaje es un producto de la alianza #GenteHaciendo: solidaridad que se contagia. Un grupo de medios de comunicación y organizaciones de la sociedad civil conformado por @labociudadano, @historiasquelaten, @elbustv, @laguarura, @ecopoliticave, @ciudlab y @elpitazotv.

Nuestro objetivo es mapear y visibilizar iniciativas que estén dando respuesta, con gestos solidarios e ingeniosos, a la crisis del país y a los desafíos adicionales que ha traído la pandemia.

¿Dónde acudir?

Caracas:

-Acción Ciudadana Contra el Sida (ACSI): http://www.accsi.org.ve/
-Fundación el buen samaritano: https://porunavenezuelaposible.com/organizaciones-sida-venezuela/
-ONG Acción Solidaria (ACSOL): http://www.accionsolidaria.info/website/
-Fundaciòn Arcoiris por la vida: https://www.arcoirisporlavida.org.ve/
-Aid for aids Venezuela: https://aidforaids.org/venezuela/

Bolívar:

-Acción Guayana por la vida: agvida@hotmail.com
Teléfonos: 04148616853/04163923635

-Gran familia de la salud: https://www.granfamiliadelasalud.org.ve/

Delta Amacuro:

-Fundación de los jóvenes José Félix Ribas
Teléfonos:02877211798/04163801887

Falcón:
-ONG Fénix: https://www.fundacionfenix.org.ve/nosotros/

Guárico:
-Alianza venezolana en la lucha contra el sida (Avelusi): avelusi@gmail.com

Lara:
-Conciencia por la vida: https://www.concienciaporlavida.org.ve/

Mérida:
-Asociación por la vida (Asovida): asociacionporlavida@gmail.com

-Cátedra por la paz y derechos humanos Monseñor Oscar Arnulfo Romero
Teléfono: 02742716868

-Fundación Niños en Positivo
Teléfono:02747892766

-Sociedad Wills Wilde: https://sociedad-wills-wilde.webnode.com.ve/

Nueva Esparta:

-Organización Stop VIH: https://www.stopvih.org/

Táchira:

-Fundación Sida Región Táchira: https://www.fundasidarta.org.ve/

Zulia:

-Acción zuliana por la vida (Azul positivo): https://www.azulpositivo.org/

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!