Seleccionar página

Texto y fotogalería por @vitamarcelot

Caminan miradas y algunos rostros descubiertos por las calles de Caracas. Podría decir que casi todos con un mismo sentimiento de incertidumbre. Algunas personas salen por costumbre  sin tomar en cuenta la gravedad del asunto, otros en búsqueda de alimentos, agua, medicinas y otros a trabajar.

Vivimos en constante movimiento y se nos dificulta detenernos. La palabra aislamiento nos produce terror, miedo, ansiedad. Pero en esta oportunidad es por un bien individual y colectivo.

Nos preocupamos por lo que pueda pasar mañana y la verdad es que solo tenemos claro el presente. Lo que estamos viviendo hoy nos permite tener una estrecha comunicación con nosotros mismos, para así darle valor a todos lo que sucede a nuestro alrededor, por muy malo o bueno que sea. 

Pienso que esta pandemia dejará cicatrices en el mundo entero, pero sobre todo un gran aprendizaje que nos permitirá ser mejores seres humanos. 

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!