Seleccionar página

Este 6 de enero se cumple un mes del zarpe de una embarcación con migrantes desde Güiria que se dirigían a Trinidad y que posteriormente naufragó. La tragedia enlutó a este pueblo del estado Sucre. Aunque aún hay venezolanos desaparecidos, familiares afirman que el  Estado cesó las labores de búsqueda. Esta y otras nueve preguntas tienen respuestas en esta sexta entrega de la alianza editorial entre Efecto Cocuyo, Crónica.Uno, Historias que laten y Radio Fe y Alegría

Foto: German Figuera

Texto: Mariana Souquett/ María Victoria Fermín/ @Efectococuyo

Más de 30 fotos están expuestas en un cartel dentro de la Iglesia de Güiria, ciudad del estado Sucre, al oriente de Venezuela. Son los rostros de adultos, niños y niñas que perdieron sus vidas en el mar, luego de salir el domingo 6 de diciembre de 2020 con destino a Trinidad y Tobago. 

A un mes del zarpe de la embarcación Mi Recuerdo, el duelo y la incertidumbre permanecen en las calles de Güiria, capital del municipio Valdéz. Aún hay desaparecidos, por lo que hay quienes siguen a la espera de tener noticias sobre sus familiares perdidos en el Caribe, aunque afirman que cesaron las labores de búsqueda. 

Continúan circulando en el pueblo diversas versiones de lo que ocurrió y la administración de Nicolás Maduro sigue sin ofrecer información actualizada y oportuna. Ni siquiera existe una lista oficial de los fallecidos. 

El naufragio de Güiria atrajo los ojos del mundo hasta un rincón del país donde cada vez son más los pobladores que deciden dejar atrás su tierra y enfrentar los riesgos que implica aventurarse en el mar, atravesando rutas peligrosas en embarcaciones inseguras. Estas víctimas no han sido las únicas: por lo menos tres naufragios han ocurrido en la zona desde 2019 y dirigentes políticos, como Robert Alcalá y Carlos Valero, manejan que han desaparecido más de 100 venezolanos en viajes hacia Trinidad y Tobago.

1)  ¿Cuántos fallecidos van?

El 12 diciembre comenzaron a aparecer los primeros cuerpos en las costas de Güiria. Inicialmente se encontraron 11 cadáveres, cifra que pronto escaló a 19. Tras varios días de búsqueda, el 23 de diciembre de 2020 el número llegó a 34 fallecidos con el hallazgo del cuerpo sin vida de Noelvis Astudillo en un sector conocido como El Balneario, reportaron los güireños. Entre las víctimas hay siete niños y niñas

Según el Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, el naufragio ocurrió el mismo día del zarpe: el 6 de diciembre. Un mes después del suceso, la administración de Nicolás Maduro no ha publicado los nombres de las víctimas.

2) ¿Siguen las búsquedas? ¿Aún hay desaparecidos?

Cuerpos de seguridad venezolanos y pescadores de Güiria participaban en las labores de búsqueda. El 23 de diciembre, a 17 días del zarpe, todavía continuaban tras el rastro de las víctimas. Sin embargo, las exploraciones ya se detuvieron. 

De acuerdo con pobladores de Güiria, el rastreo de los pescadores se extendió durante más tiempo que el de la administración de Nicolás Maduro. Tres fuentes consultadas por separado en Güiria afirmaron a Efecto Cocuyo que las labores de búsqueda de sobrevivientes o más fallecidos en el naufragio cesaron. Una de ellas afirmó que finalizaron el 30 de diciembre. 

“El Gobierno nada hizo”, dijo una persona que tiene a su familiar aún desaparecido.

La información que manejan da cuenta de que aún están desaparecidos dos niños y seis adultos. Entre ellos está Neison Martínez, de 20 años de edad, hijo de Luis Alí Martínez, dueño de la embarcación. 

También estarían desaparecidos Deivis Gil, Rudiangelis Rausseo, Bannavielis Zamora, una niña de un año de edad y una niña de tres años, de acuerdo al reporte de familiares.

3) ¿Qué dice la versión oficial sobre la causa del naufragio?

De acuerdo con la administración de Nicolás Maduro, la sobrecarga de pasajeros fue la principal causa de la tragedia. Según un comunicado compartido por el Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, la embarcación “Mi Recuerdo” tenía una capacidad inicial para ocho personas y dos toneladas, pero zarpó con 41 personas y cuatro toneladas.

Según esta versión, los ocupantes iban a Trinidad y Tobago a pasar Navidades con sus familias y a trabajar, pero no contaban con chalecos salvavidas ni implementos para garantizar la seguridad durante la navegación. De acuerdo con el gobierno de Maduro, el mal tiempo meteorológico también influyó, con olas de dos y tres metros de altura.

Sin detallar cómo, el comunicado destaca que la embarcación burló los controles marítimos de la zona y partió de modo encubierto desde el sector El Rincón, en Güiria.

El 15 de marzo el Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (Inea) informó a través de un comunicado sobre la prohibición del zarpe de embarcaciones deportivas en el territorio nacional como parte de las medidas de contención del coronavirus. 

En octubre el ministro de Turismo, Alí Padrón, reiteró que no estaban autorizados los zarpes de naves marítimas en el país, pese a la flexibilización de la cuarentena que implicaba la habilitación de las playas. 

¿Pero es posible que un bote salga con sobrecarga? Para partir desde Güiria, en medio de la precariedad y la escasez de gasolina, es frecuente que los pobladores pidan botes prestados o unan esfuerzos: uno ofrece su embarcación, otro los motores y un tercero aporta el combustible, y así todos pueden abordar la lancha. 

La rentabilidad del viaje puede ser otra de las causas de la sobrecarga: si en un peñero caben 20 pasajeros, pueden subir cinco o diez personas más.

 

4) ¿Qué pasó con el dueño del peñero? 

Luis Alí Martínez, dueño del peñero Mi Recuerdo, fue detenido por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) el pasado 14 de diciembre. 

Las investigaciones quedaron a cargo de la Fiscalía 3° con competencia plena con sede en Güiria y la Fiscalía Nacional 66° con competencia plena adscrita a la Dirección General de Protección a la Familia y la Mujer. Se le imputaba tráfico de personas y asociación para delinquir, según Tarek William Saab, fiscal general designado por la extinta Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Habitantes del pueblo rechazaron la medida y salieron a protestar, pues el propietario de la embarcación perdió en el naufragio a dos hijos, su yerna, un nieto, dos sobrinos y tres primos, además de dos hijos de crianza. 

El 19 de diciembre se conoció que Martínez, de 56 años, recibió la medida de arresto domiciliario.

 

5) ¿Y propietario de la finca desde donde zarpó la embarcación?

El 17 de diciembre el fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab, informó que la playa donde se embarcaron las víctimas estaba dentro de una finca que, hasta ese momento, parecía ser propiedad de Luis Ramón López. Indicó que este ciudadano “obviamente tenía conocimiento de los hechos”, razón por la que también fue aprehendido. 

López habría sido presentado a tribunales e imputado por la presunta comisión de tráfico ilegal de personas y asociación para delinquir en grado de cooperador inmediato por este caso. 

Saab dijo en esa ocasión que tanto López como el dueño de la embarcación, Luis Alí Martínez, “tienen antecedentes penales y condena por tráfico de drogas”. 

 

“Son personas que se han dedicado, lamentablemente, a reincidir en el delito. Igualmente tienen antecedentes por tráfico ilícito de armas y hurto calificado, donde han pagado condenas en el caso de Luis Ramón López, repito por el tráfico ilícito de armas, porte ilícito de armas y hurto calificado, y en el caso del dueño de la embarcación Luis Alí Martínez ha pagado condena una de tres años, luego reincidiendo en el delito otra de casi un año y ahora nuevamente en esto que estamos mencionando (sic)”, expresó.  

Desde el 17 de diciembre las autoridades no han ofrecido más información sobre el procedimiento contra López. Sin embargo, dos residentes de Güiria dijeron a Efecto Cocuyo este 5 de enero que a López le habían otorgado la medida de arresto domiciliario como a Luis Alí Martínez. 

 

6) ¿Qué otras medidas ha tomado el gobierno de Maduro?

Carmen Meléndez, ministra para Relaciones Interiores, Justicia y Paz de la administración de Maduro, anunció el 16 de diciembre la creación de una Comisión Especial “para fortalecer el proceso investigativo que permita la ubicación y detención” de todos los responsables del accidente y de aquellos que pertenecen a las “mafias” que trafican personas. 

La última actualización sobre las víctimas data del 25 de diciembre, cuando se indicó que había 41 personas en la embarcación que naufragó. Sin embargo, la versión oficial no precisó si todas habían fallecido. 

El pasado 2 de enero, a través de su programa Ojo Avizor, Carmen Meléndez anunció que reforzarán la vigilancia en toda la franja marítima de la costa venezolana, con la apertura de “Cuadrantes de Paz marítimos”, pequeñas áreas geográficas que abarcan entre 2 y 5 kilómetros cuadrados, propuestos inicialmente para fortalecer la protección y la seguridad.

7) ¿Qué apoyo han recibido las familias de las víctimas? 

Tras la aparición de las primeras víctimas, el muelle 1 de la base de operaciones de la Guardia Costera de Güiria se convirtió en una “morgue a cielo abierto”. Carmen Meléndez viajó hasta allá en compañía del gobernador de la entidad, Edwin Rojas, para reunirse con las familias. 

Hasta el 22 de diciembre, las familias habían enterrado a sus víctimas con apoyo de las autoridades entre el Cementerio Municipal y el Cementerio Las Salinas. 

El 2 de enero, Carmen Meléndez informó que realizaron varias jornadas de atención social en Güiria a través del Fondo Nacional Antidrogas (Fona). Harol Clemente, jefe del organismo, aseguró que tocaron las puertas de “cada uno de los hogares de los familiares de las víctimas del naufragio” y respondieron a las solicitudes de “atención social integral”.

Según Meléndez, la atención consistió en la “entrega de ropa, zapatos, juguetes, medicinas y artículos de línea blanca”. También se entregó un “donativo de material deportivo” para la escuela de béisbol menor “Tiburoncitos de Güiria” del municipio Valdez. 

El pasado 19 de diciembre, la administración de Maduro intentó realizar una jornada para la entrega de insumos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), computadoras Canaima, sillas de ruedas, colchonetas y otros enseres, pero fueron rechazados por los güireños, conmocionados y descontentos. Una protesta derivó en el desalojo de la Unidad Educativa Alejandro Villanueva, donde se encontraba el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz. 

 

8) ¿Cuántas lanchas patrullan las costas de la Península De Paria? 

Tanto el Comando de Vigilancia Costera, adscrito a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) como el Comando de Guardacostas que forma parte de la Armada Bolivariana de Venezuela, con bases en Güiria, cuentan con vehículos para realizar labores de patrullaje señaló el periodista especializado en materia de criminalística, consultor y miembro del Observatorio Venezolano del Crimen Organizado, Javier Ignacio Mayorca. 

En noviembre de 2017 la GNB recibió 12 lanchas patrulleras destinadas a su Comando de Vigilancia Costera para el patrullaje fluvial y lacustre, según reseñó el portal Infodefensa.

Aún así, Mayorca indicó que estas labores de patrullaje no se realizan “con la frecuencia e intensidad” que deberían. Añadió que, además, carecen de la tecnología necesaria que les permita a través de radares identificar lanchas con patrones de navegación irregulares. 

Estas condiciones serían una de las razones por las que el Gobierno de Trinidad y Tobago estaría activando una policía especial que, según han argumentado, busca reforzar la lucha contra delitos de tráfico ilícito. 

El consultor recordó que los principales funcionarios del Comando de Vigilancia Costera de la GNB fueron detenidos por el caso, luego de que el fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab, dijera que estos llegaron a extorsionar a Luis Alí Martínez tras descubrirlo en un viaje previo al naufragio donde llevaba migrantes venezolanos a Trinidad. 

Sobre la Armada Bolivariana explicó que también disponen de patrulleras, similares al buque que se hundió en marzo de 2020 frente a las costas de Vargas. Mencionó que en estos casos le han reportado que sí hay algunas dificultades con el mantenimiento de las embarcaciones. Este componente también posee “unas patrulleras y lanchas rápidas que fueron armadas en los astilleros holandeses que están en Cuba”, dijo. 

Pero pese a estos recursos, insiste Mayorca, el patrullaje aún resulta deficiente. Detalló que los funcionarios de estos comandos suelen trabajar tras recibir denuncias de actuaciones irregulares: “se presentan ahí de manera reactiva”.

También realizan patrullaje por tierra, particularmente la GNB: “Saben que tarde o temprano estos navegantes llegarán a muelle, puerto, estarán utilizando los medios que encuentren ahí”. 

El periodista concluyó que la GNB en el sitio ejerce un rol regulador de mercados legales, pero también de los ilegales, para beneficiarse de la autoridad de la que están investidos. 

 

9) ¿Qué posición ha asumido el gobierno de Trinidad y Tobago sobre estos casos? 

Tras conocerse la noticia del naufragio, las miradas se volcaron hacia Trinidad y Tobago, gobierno que recién había generado polémica al expulsar a 26 venezolanos el 22 de noviembre, entre ellos 16 niños, niñas y adolescentes, que luego regresaron a la isla tras 48 horas en altamar. El 13 de diciembre, un día después de la aparición de los primeros cadáveres, la Guardia Costera de Trinidad y Tobago negó haber interceptado lancha alguna desde el 6 de diciembre hasta esa fecha. 

Ese mismo día, el ministro de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, Stuart Young, calificó el hecho como “trágico y perturbador”. El 15 de diciembre, el primer ministro trinitense, Keith Rowley, indicó que tragedias como la ocurrida en Güiria ocurrían por tráfico de personas y las redes que involucran a Venezuela con su país. Rowley  afirmó que estas personas debían ser responsabilizadas penalmente por alentar a los venezolanos “a violar la ley” para ingresar a su país y organizar un transporte peligroso.

Sus declaraciones fueron catalogadas como insensibles, y un día después fueron reemplazadas por unas disculpas públicas. Pero el naufragio tampoco detuvo las deportaciones. El gobierno de Trinidad y Tobago deportó a otros 66 venezolanos el 17 de diciembre. Antes, el pasado 28 de noviembre, las autoridades también expulsaron a un grupo de 160 venezolanos que habían ingresado ilegalmente.

El 20 de diciembre, la agencia de noticias Efe reportó que Rowley se reuniría al día siguiente con el embajador de Venezuela en el país, Carlos Amador Pérez, para abordar las problemáticas migratorias entre ambos países. 

Desde el naufragio, el gobierno de Trinidad ha recibido múltiples llamados de organizaciones como Amnistía Internacional o Naciones Unidas para proteger las vidas de los migrantes y acoger a los venezolanos que llegan a sus costas en busca de refugio.

Rowley anunció que en los próximos meses “endurecerán las leyes” sobre la trata de personas y tomarán medidas para prevenir la explotación de migrantes y extendió hasta julio la amnistía provisional para los 16.523 venezolanos registrados en el país. 

 

10) ¿Siguen saliendo embarcaciones?

Los viajes entre Güiria y Trinidad y Tobago son constantes. Habitantes de Güiria calculan que cada semana parten dos o tres lanchas de forma clandestina desde sus costas, bien sea para trasladar migrantes impulsados por la necesidad o personas que van a comprar.

No hay calendarios, guías de viaje o controles. El más reciente naufragio tampoco detuvo las salidas. “Ni porque hay desaparecidos dejan de salir, todavía siguen saliendo”, dijo el señor Camilo Carreño, un habitante de la zona, a Fe y Alegría Noticias en la última entrega de #GüiriaDuele.

 

Esta cobertura especial #GüiriaDuele es producto de una alianza de periodismo colaborativo entre Efecto Cocuyo, Historias que laten, Crónica.Uno y Radio Fe y Alegría.