Seleccionar página

No más de treinta kilómetros separan a Caracas de Los Teques, esa ciudad dormitorio –satélite, suburbio–, la más importante del estado Miranda. Pero para venir desde allí a la capital, y luego volver, los usuarios que viajan en transporte público (un promedio de cien mil personas) han de emplear hasta cinco horas de sus días para hacerlo. Para llegar a las ocho de la mañana, debes salir de Los Teques antes de las seis o no llegarás a tiempo. Eso porque el metro te facilita las cosas desde 2006 y ya no tienes que sufrir en las busetas y autobuses abarrotados el tráfico infinito de la carretera Panamericana. Ahora, aunque menor, vives la tensión de la hora pico bajo tierra. Hasta ciento veinte minutos sin ver la luz

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!