Seleccionar página
Por un tiempo pensé que se me escondía a propósito, que alguien le avisaba cuando me veía venir por la autopista y se escondía entre los matorrales del río Guaire. Estuve un par de meses visitando el lugar en el que lo vi pintando por primera vez, intentando encontrarlo y hablar con él, pero nunca estaba.
Lo encontré un domingo, el día del padre, a las diez de la mañana. Estaba durmiendo bajo un cartón: Domingo Ramón Viloria Castro. Pintor.
Esto sucedió hace más de un año. A partir de entonces, muchos me ha comentado que lo han visto por la zona, que no está desaparecido. Por mi parte, espero reencontrarme con él, hablarle, mostrarle el documental, y hacerle llegar las ayudas que le han ofrecido a través de internet.
Aún oportuno, el comentario escrito en la primera publicación del trabajo: «Los realizadores de este documental estaríamos sumamente agradecidos por cualquier información relacionada con la situación actual de Domingo Viloria que se nos pueda suministrar.»

¡Nos vemos pronto, Domingo!

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!