Seleccionar página

En el año 2009 se me ocurrió crear un grupo en Facebook, Cielos Digitales, con la idea de recoger fotografías del cielo. Visto en perspectiva creo saber la razón: para sobrevivir en Caracas es fundamental observar el cielo.
No solo invité a todos los amigos y conocidos. Me dediqué a hacer una verdadera campaña de reclutamiento, tanto en Facebook como en otras redes sociales, tales como Flickr, Wikimedia, Expono y quizás otras que ya no recuerdo. La campaña consistía en invitar a personas que vivieran en sitios lejanos y cuyas fotos me gustaran. Muchos dijeron que sí y comenzaron a subir hermosas y exóticas fotos. Y si al principio todos éramos fotógrafos aficionados, con el tiempo, y dando muestra de una gran humildad, se sumaron muchos profesionales reconocidos.
La editora que hay en mí no dejaba el asunto al azar: busqué conceptos, propuse temas. Y, desde luego, terminé editando libros, libros digitales. El primer libro fue para mí el más difícil y también el más emocionante, pues quería encontrar fotos del cielo tomadas el mismo día pero en distintos lugares. Así que me di a la tarea de organizar la enorme cantidad de fotos por mes. Y así, poco a poco, fui descubriendo las coincidencias.
Luego fueron libros temáticos: cielos con flores, cielos con techos, cielos reflejados, cielos con edificios, cielos con cables y antenas, cielos con esculturas….
Al cabo de tres años y diecinueve libros pasé el testigo a Victoria Araujo, quien se ocupó de editar dos libros más. El grupo, con más de quinientos miembros, continúa su vida, a veces más activo, a veces menos, pero siempre estimulante. Siempre estaré agradecida a mis amigos celestes por tantos buenos ratos que compartimos.
Quienes deseen disfrutar de los libros, pueden verlos en ISSUU.
He aquí una muestra del libro Cielos y atardeceres.

¡Tus historias favoritas por correo!

¡Tus historias favoritas por correo!

Suscríbete al Boletín HQL para recibir relatos que conectan y novedades de tu interés.

¡Gracias por suscribirte al Boletín HQL!